Historia de vida.

Durante el proceso de rehabilitación me tuve que ir a vivir a Santiago porque en Talca no existía el Instituto de rehabilitación Teletón. Ahí comencé a practicar tenis y natación en principio como parte del proceso de rehabilitación y cada vez fui adquiriendo más destreza en estos deportes. Siempre me ha gustado el deporte, antes del accidente andaba en bicicleta y practicaba senderismo, aunque solo lo hacía a nivel recreativo.

“Muchas personas me dijeron que la vida se me haría muy difícil que sin las piernas no podría hacer las mismas cosas que los demás. Pero esas personas no vieron lo esencial…el corazón y la actitud no se ven a simple vista”